Singularity Hub insiste con preguntas inquietantes

binarioYa se que es “cool” leer el blog de Singularity University y que supuestamente es la ventana al futuro. Es loable que Google pretenda  solucionar los grandes desafíos de la humanidad a través de esta universidad global de la innovación.  Sin embargo, a veces me pregunto si no seré la única que se siente incómoda cuando lee los posts.

Les doy un ejemplo. El último que provocó unas ganas terribles de hacer un contrablog fue: ¿Está tan malo preferir la realidad virtual a la realidad? 

Claro que está mal. Está mal cuando con una simple pregunta, me ponen como lector y futura usuaria de RV ante una dicotomía. ¿Por qué tengo que preferir una sobre otra? ¿La realidad virtual no es parte de la realidad? ¿Por que una excluye a la otra? ¿Por qué tengo que escapar de la realidad hacia la virtualidad? ¿Porqué en la nota no hay  ni una crítica y el futuro parece sólo deparar bienestar?

En fin: ¿Qué me están queriendo vender?

El hombre, a diferencia de los animales, ha querido comprender y dominar la realidad que lo rodea. Allá lejos en la historia aprendimos a hacer fuego y hoy manejamos drones aereos en conflictos armados. A la humanidad  claramente no le alcanza con sólo pisar el suelo de la tierra, comer, reproducirse e indefectiblemente morir. Nuestra existencia es un poco más compleja que la del gusano.

Mientras que las especies animales evolucionan por los cambios de la naturaleza, nosotros a través de nuestro particular estado de conciencia nos proponemos hoy en día evolucionar de manera artificial: manipular los genes, tratar al cuerpo como simple hardware y vencer las barreras del tiempo y espacio a través de la realidad virtual. Simular la realidad es una más de las maneras que el hombre se siente poderoso y en control. Porque la realidad es, al fin del día, puro caos.

En la realidad es donde encontramos los desastres naturales, las emociones, el dolor y la siempre triunfante muerte.  En la realidad virtual : ¿puedo elegir que no haya dolor? ¿el software incluye la funcionalidad de que todos me quieran? ¿existen realidades virtuales donde pueda tener 18 años para el resto de la vida? ¿qué sucede con mi cuerpo mientras mi mente se entretiene con el headset? ¿Puedo matar a alguien o aún mejor: lo puedo hacer mi escalvo?

Al mismo tiempo que escribo este post, me cuestiono si sólo estaré siendo víctima de la melancolía. En vez de escribir esta opinión con el trazo único de mi puño y letra,  una máquina me sirve de intermediaria para plasmar las palabras y mis lectores recibirán estas palabras a través de un programa binario.

Seguramente estaré equivocada. Mis cuestionamientos me hacen ver todo con más claridad y ahora entiendo porqué en el Singularity Hub postearon una pregunta clave: ¿La gente en Silicone Valley son simplemente más inteligentes?

(Uf…. no se para qué se molestan en tipear los signos de interrogacion.)