Coworking: Tips Legales

start me up

¡El coworking llegó a la Argentina para quedarse! Cada año se suman nuevos espacios colaborativos, que ofrecen a profesionales independientes, emprendedores y pymes, desarrollar sus proyectos sin esos costos fijos que a veces simplemente no se pueden afrontar.

Pero trabajar en un coworking no significa sólo ahorrar gastos de alquiler de oficina. En estos espacios se fomentan proyectos conjuntos, y a veces, son el lugar de encuentro de profesionales de diferentes sectoresque pueden desembocar en relaciones cliente-proveedor. Otra característica fundamental es que el espacio de coworking también genere un sentimiento de pertenencia a una comunidad.

Agustín Piuzzi me contrató como consultora legal de su espacio de coworking Star Me Up, ubicado en Francisco Borges 2145, Olivos,  Vicente Lopez. Trabajamos conjuntamente en el armado de sus contratos de servicios de coworking y en la protección de su proyecto.

Ahora les paso algunos tips legales a tener en cuenta sobre estos espacios:

Para el armado de un contrato de coworking, es recomendable que no se enmarque esta actividad como una locación o alquiler. Las normas aplicables a las locaciones urbanas son demasiado rígidas y no son funcionales a las especiales características de esta actividad comercial. Lo que debería reflejar el contrato de coworking es la provisión de una serie de servicios: acceso a Internet, uso no exclusivo y temporario de las instalaciones, atención de llamados y recepcionista, capacitaciones, etc.

Además del contrato, es importante que el espacio cuente con un código de conducta o manual de buenas prácticas, donde el dueño puede fijarle a sus clientes los términos bajo los cuales se podrán disfrutar los servicios provistos. Por ejemplo: banda de ancha disponible por usuario, conductas prohibidas, normas de convivencia y sanciones por incumplimientos.

Si quieren contactarme por cualquier pregunta relacionada, no duden en escribir.