Mejoras en la seguridad en Internet para el Comercio Electrónico

key

En pocos años las compras por Internet han proliferado, ganando día a día nuevos adeptos y clientes. Esta tendencia se ha visto favorecida por las mejoras en la calidad de los sistemas de seguridad por parte de los desarrolladores de software, por el comercio con sellos de confianza y la mayor educación de los usuarios como internautas.

En otros posts ya hemos hablado sobre las redes de estafas cibernéticas, que al descifrar contraseñas y obtener datos de tarjetas de créditos y cuentas bancarias, desarrollan un sistema de maniobras fraudulentas conocido como phishing. En los últimos años, las plataformas de comercio electrónico han puestos sus esfuerzos en hacer descender los casos de phishing con el fin de prevenir el ataque a los medios de pago que utilizan para concretar sus ofertas en servicios a través de Internet. Concordantemente, las compañías dedicadas a la protección en la red han agilizado tremendamente sus sistemas de parches, que protegen inmediatamente las zonas vulnerables de sus productos. Los software anti-phishing y los filtros de spam han multiplicado su eficacia, permitiendo mayor seguridad en las transacciones.

Además del software anti-phishing y de los filtros de spam, los esfuerzos fueron dirigidos a vencer las vulnerabilidades del sistema de exploits (scripts, virus y gusanos informáticos), cuya finalidad de ejecución siempre ha sido la curiosidad, el espionaje y el beneficio económico. Las tiendas online que operan de manera responsable mantienen sus sitios monitoreados en forma permanente y utilizan certificados SSL y TSL. Estos son protocolos criptográficos tienen la finalidad de proporcionar seguridad: realizan transferencias de datos cifradas, lo que las mantiene en un ámbito de efectiva privacidad. Groupon es un ejemplo de esta categoría de tiendas seguras, dado que utiliza este nivel de sistemas para completar sus transacciones. La idea principal es que el usuario, que adquiere sus bienes y servicios desde su hogar, pueda disfrutar de este beneficio con seguridad.

Actualmente operar en línea con tarjetas de pago no es más peligroso que hacerlo en cualquier cajero automático o tienda convencional. Las medidas de protección que ofrece el comercio seguro y las sencillas precauciones referidas permiten acceder a las ventajas de las ofertas y de los cupones de descuento promocionados en Internet. Sin embargo, también se debe contar con la colaboración de una buena conducta preventiva del usuario, a saber: no revelar datos a correos electrónicos inesperados, llamadas telefónicas sospechosas, ni responder a SMS que soliciten la verificación de datos en ningún caso.