Y un día… Florencia Bonelli

Tener un sueño no es fácil. Lo que menos uno siente es que las trompetas de la victoria acompañan una elegante marcha sobre alfombra roja, para culminar en el pedestal de la gloria. Cumplir un sueño es embarrarse, volver atrás cuando creías haber avanzado, sentir el portazo en la cara de cada rechazo y muchas veces el pedestal se esfuma con el viento, como un castillo de arena.  Pero a veces el universo te da una mano, te ve desorientado y te ilumina el camino, te anticipa algunos pasos adelante para que puedas avanzar. A mi me pasó esto hace algunos años atrás.

Había terminado la primer versión de mi novela El Libro, de la trilogía Offlink. Con un montón de papeles en la mano, no sabía qué hacer. Mi compañera de aventuras, Emilse Villanueva, hoy devenida en chamana y tarotista (a ella también se le fue iluminando un camino muy especial), me acompañó a varios talleres literarios, pero ninguno servía para revisar más de cuatrocientas páginas de una historia que añoraba mejorar. Entonces, mi hermana Vicky, en una sobremesa de un día cualquiera, me contó la historia de vida de Florencia Bonelli, su autora preferida.

Florencia Bonelli, ahí está la persona que iluminó los pasos a seguir. Intrigada por su historia personal y sintiendo mucha empatía de como esta autora argentina había concretado sus sueños de escribir, me animé a escribirle a través de su blog. ¿Quién espera una respuesta de una estrella?

Tengo la suerte que soy de las almas a las que una estrella le concedió un deseo. Me respodió! Me aconsejó! Me alentó! Me dió uno de los mejores consejos que pude haber recibido: andá a ver a Solange Camauer. Qué bendición, haber encontrado a la escritora Solange Camauer para revisar mi novela fue una experiencia única. Estuvimos más de tres meses con “sesiones literarias”, como me gusta llamar a nuestros encuentros, y mis papeles se convirtieron en una novela.

Pero Flor Bonelli no hizo sólo eso (ah si, ahora la llamo Flor), seguimos en contacto y creamos una amistad virtual. El día que publiqué Offlink en internet, fue una de las primeras en saberlo y otra vez me concedió un deseo, que yo ni me animaba a desear. En su blog, tuvo la generosidad de recomendar mi novela. Recomendó mi novela como un regalo de navidad en su post: Un libro es el mejor regalo. Su reseña, su opinión sobre mi obra, me llenaron los ojos de lágrimas. Me emocionó su generosidad, porque una estrella bajó a la tierra, para iluminarme una vez más.

Gracias Flor, por tu luz.

 

Robots, nuestros hijos de la mente

Les comparto la charla Ted que tuve la oportunidad de dar este año, en el marco de TEDxUBA. Es una charla sobre el futuro, nuestros sueños como humanidad y como a veces, lo que deseamos, puede convertirse en una pesadilla. Hablo sobre el trashumanismo, la vida sin muerte, la trascendencia y como el dolor, que tanto queremos evitar, puede ser más sabio que la felicidad.

Espero que lo disfruten. Les dejo el link.

10 Razones por las que escribo ciencia ficción

  1. Porque vi una charla Ted, donde Boston Robotics presentaba a su robot cuadrúpedo y cerró la charla diciendo: “Los robots cuidarán de nuestros ancianos.” (cuando todos sabemos que este robot fue diseñado para el campo de batalla y además, ¿porqué nos fastidia cuidar a nuestros abuelos? ¿Lo primero que hacemos es diseñar un robot para nunca tener que ir al geriátrico?) Escribir ciencia ficción es lo único que me hace tragar este tipo de hipocrecías.
  2. Porque en el 2045 se predice que la humanidad se habrá fusionado con la tecnología y seremos INMORTALES. What? Why? La ciencia ficción es el género que nos permite sublimar nuestros miedos existenciales mas profundos.
  3. Porque me encanta Ray Bradbury, Asimov, Shelly y mis películas de ciencia ficción preferidas son: todas. Desde Star Wars,  el pasando por Alien, obviamente no me olvido de Yo, Robot ni de Ex Machina y no puedo dejar de mencionar Inteligencia Artificial de Spielberg.
  4. Porque tengo una imaginación que tiende a lo fantástico y mis personajes aparecen en sueños diurnos, con sus fortalezas y debilidades. El escenario futurista se va armando sólo. Es como el camino de ladrillos amarillos del Mago de Oz, se va desplegando a medida que Dorothy lo transita. Me encuentro muchas veces sorprendiéndome al mismo tiempo que mis personajes, aunque la mayoría de las veces tengo una mirada un poco más larga y veo venir la tormenta en el horizonte. Les trato de avisar que no sigan, que cambien el rumbo, pero mis personajes tienen que vivir su camino por ellos mismos.
  5. Porque por esas cosas de la vida me dediqué al derecho informático y mis clientes no paran de nutrirme de ideas sobre el futuro. Ya les contaré como el CFO de Bukium fue el que inspiró www.offlink.com.ar 
  6. Porque me preocupa el futuro de la especie humana y soy crítica del rumbo que plantea la tecnociencia.
  7. Porque quiero encontrar otra manera de vivir, en el presente y en el futuro. Escribir ciencia ficción va moldeando mi propia existencia: es una necesidad espiritual, intelectual y emocional.
  8. Porque creo que las grandes historias de ficción, construyeron la cultura de una época y ayudaron a visibilizar los aciertos y los errores. En esta era tecnológica, la ciencia ficción es el genero que está moldeando nuestra cultura y todos parecen ser Asimov: no me digan que cuando Ray Kurzweil habla sobre cómo crear una mente no lo está haciendo desde la pura ficción! No sabemos lo que es la conciencia, pero el ingeniero de Google escribe libros sobre cómo crearla. Eso es más ficción que ciencia!
  9. Porque si el hombre no es el enemigo, tampoco lo son los robots. Hobbes dijo que el hombre es el lobo del hombre y ahora muchos piensan que los robots evolucionarán hasta el punto de salirse de control. Nosotros o nuestras creaciones artificiales, no somos el enemigo. Las distopías son faciles, pero escribo ciencia ficción para encontrar utopías. Todavía no les encuentro.
  10. Porque simplemente, me fascina.

Zuckerberg vs. Musk: ¿La IA nos viene a destruir o a salvar?

Elon Musk, CEO de los autos eléctricos TESLA, cree que la Inteligencia Artificial es un riesgo existencial a la humanidad. En respuesta, Mark Zuckerberg le respondió que sus tweets eran “bastante irresponsables”. Ahí empezó la pelea de estos dos titanes de las technologías exponenciales: es divertido ver esta pelea de vedettes. Para los nerds como yo, es como ver a Maradona carajearse con Tinelli.

Cuando Zuckerberg lo tachó de irresponsable, Musk redoblo la apuesta y lo trató de ignorante: en su próximo tweet escribió que la comprensión del fundador de Facebook sobre la IA “es muy limitada”. Es casi como decirle a Moria Casán que está gorda.

Uno cree que los robots serán Terminator y el otro los imagina como el inofensivo Hombre Bicentenario.  Muchos analizan estas dos posturas desde los intereses que representan. Musk es el Tony Stark de la tecnología, un pibe que se hizo millonario generando invenciones pero que continuará siendo rico mientras siga generando tecnología que mantenga a la especie humana en control.

¿Zuckerberg quien sería? El profesor Lanning de Yo, Robot podría ser un personaje que le cuadra…pero no olvidemos que Lanning termina pidiendóle a su robot Sonny que lo arroje del décimo piso de su empresa, para probar que la IA había evolucionado hasta salirse de control. Uhm, al Dr. Frankenstein le pasó lo mismo. No encuentro nadie con un final feliz, ¿le avisamos a Zuckerberg?

Naaaa, para cuando se de cuenta, Musk se pone el traje de Iron Man y rescata a la humanidad.

¡Eso espero!

 

 

 

IMG-20170911-WA0011Con este posteo que les comparto, me entere del anuncio de mi charla en TedxUba!  Que linda X que me diseñaron!! Con ese círculo muy Iron Man en el medio. Sabían que Iron Man es un cyborg, no? Para datos útiles para la vida cotidiana y más,  vean mi charla el 22 de septiembre próximo!

 

“Las historias individuales de ciencia ficción pueden resultar más triviales que nunca, a los ojos ciegos de la crítica y los filósofos de hoy- pero el corazón del ciencia ficción, su esencia  se ha convertido en un elemento crucial de nuestra salvación,  si es que podemos ser salvados.”

Isaac Asimov

Isaac-Asimov-Quotes